Tenía capacidad para producir cada semana unas mil botellas de diversos licores falsos.

La policía de Medellín descubrió e incautó una producción de licores adulterados en la calle 58 con la carrera 54, por el sector de la Plaza Minorista, en pleno centro de Medellín.

El general Óscar Gómez Heredia, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, reveló que las investigaciones de este caso empezaron hace cuatro meses y hasta hoy se procedió a dar el golpe a la delincuencia.

“En las últimas horas logramos la incautación de un laboratorio artesanal donde se adulteraba el licor de la Fábrica de Licores de Antioquia. Tenemos aproximadamente ocho mil tapas y elementos para la adulteración de este licor”, preció el General Óscar Gómez.

El jefe de la Policía Metropolitana admitió su preocupación por estas actividades delincuenciales debido a la gravedad que representa ingerir licores adulterados.

“Estos criminales, porque no tienen otro nombre, están asesinando personas a través de este licor, cómo lo hacen; utilizan el alcohol, lo destilan y utilizan anís, lo peor de todo, a ese licor le echan anís, para darle el sabor y el olor del whisky y del ron. Prácticamente están envenenando a nuestra gente”, insistió en el oficial.

En este alambique clandestino se estaban produciendo cuatro mil botellas al mes y eran distribuidas en negocios informales.

Además de adulterar los licores, también se falsificaban las estampillas, agravando así la situación.

En el operativo se capturó a una persona que está siendo judicializada y se espera que colabore para la captura de los demás responsables.

Artículo e imagen tomados de Caracol Radio: caracol.com.co/emisora/2017/02/10/medellin/1486752802_788566.html